• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Cirugía estética facial, menos es más

Cirugía estética facial, menos es más

Según la SECPRE (Sociedad Española de cirugía Plástica, Reparadora y Estética) la cirugía estética facial ha aumentado en nuestro país un 40% entre final del verano y la Navidad.

La desaparición del bronceado y los daños  que la radiación ultravioleta producen en nuestra piel hacen que busquemos tratamientos que devuelvan la vitalidad y luminosidad al rostro. La proximidad de las vacaciones navideñas, con días suficientes para poder recuperarnos de una intervención, contribuyen a que en esta época se intensifiquen las intervenciones de cirugía estética. Entre las cirugías más demandadas destacan los tratamientos anti-arrugas, el lifting y la cirugía de los párpados o blefaroplastia.

En la CARA NATURALIDAD

Se impone la llamada cirugía invisible, con retoques progresivos y discretos que dejan atrás los rostros estirados y sin expresión de hace unos años. Los casos de algunas actrices, irreconocibles tras su paso por quirófano, son la excepción. La nueva tendencia en cirugía facial busca frenar los signos del  envejecimiento, pero con la mayor naturalidad posible.

Los labios exagerados, los pómulos hinchados y las frentes sin expresión han ido dando paso a retoques más suaves que logran rejuvenecer, pero conservando la expresividad y manteniendo, incluso, algunas arrugas. Para conseguir este efecto natural, los cirujanos plásticos combinan técnicas quirúrgicas para recolocar los tejidos con otras menos invasivas, como la infiltración de vitaminas o los láseres no abrasivos. Estos últimos logran una  piel más turgente y  luminosa.

 

En ese sentido, se observa un incremento del uso de materiales del propio paciente, como su grasa corporal, y la bioestimulación autóloga con factores de crecimiento. Empezar a retrasar los signos del envejecimiento a la temprana edad de 30 años, es una de las claves de la cirugía invisible para evitar cambios bruscos.

En 2013, 5267 mujeres se sometieron a una blefaroplastia en España, según la SECPRE, siendo la intervención facial más demandada, y la tercera en el ranking total después del aumento de mamas y la liposucción.

Dentro de la denominada “Cirugía de la Mirada” nos encontramos no solo párpados, bolsas y ojeras, sino cejas e incluso pómulos. Los cirujanos plásticos trabajan la “Cirugía de la Mirada”, un concepto en el que el ojo forma parte de una región anatómica en la que se cuenta con otros elementos que contribuyen a rejuvenecerla. El enfoque quirúrgico de los ojos es hoy integral.

Con la edad el descolgamiento de los tejidos de la cara y la pérdida de volúmenes por atrofia ósea y de la grasa pueden dar a la cara, y en especial a la mirada un aspecto triste poniendo en evidencia las bolsas grasas de los párpados. En estos casos puede no siempre es necesario una blefaroplastia sino una elevación de la cola de la ceja mediante un lifting o técnicas de medicina estética, o el aporte de volumen mediante la inyección de ácido hialurónico y la grasa del propio paciente pueden ayudar en la búsqueda de rejuvenecimiento que se persigue.

En otras ocasiones es necesaria la eliminación del exceso de piel y grasa de los párpados superiores, una técnica sencilla que puede llevarse a cabo con anestesia local y de forma ambulatoria. Sin embargo en otras será necesario eliminar la grasa que protruye en los párpados inferiores, y que da un aspecto de cansancio en la mirada, lo que se realiza habitualmente por vía conjuntival y por lo tanto sin cicatrices.

RELLENOS NATURALES

El empleo de materiales de relleno nos permite restituir la pérdida de volúmenes faciales que se producen con el paso de los años. El más utilizado es el llamado ácido hialurónico, en sus diferentes variedades, pero hay que destacar el lipofilling o relleno con grasa del propio paciente. El lipofilling es una técnica que tiene como ventaja que no se emplean materiales extraños ya que lo que se inyecta es grasa de la propia paciente, que previamente se ha extraído mediante una liposucción, con los beneficios correspondientes de reducción de volumen en la zona de donde se extrae la grasa. Otra ventaja asociada de dicho tratamiento es que los resultados son permanentes a partir de los primeros 6 meses.

REJUVENECIMIENTO DE LA ZONA PERIORAL

La mejoría de la región alrededor de la boca es con gran frecuencia motivo de consulta. Pequeños cambios como el perfilado o un aumento moderado de labios, corrección del código de barras y de los surcos nasogenianos pueden mejorar nuestra sonrisa y en general el aspecto de nuestro rostro. Los tratamientos más demandados son infiltraciones y rellenos con ácido hialurónico. Un tratamiento novedoso y poco agresivo es el PLEXER para las arrugas peribucales, similar a un láser, pero con un menor tiempo de recuperación.

 

rellenos-b

 

PARPADOS antes y despues

 

 

 

 

 

Relleno de surcos nasogenianos                                                                                                                                                                                                                                                                                           Blefaroplastia superior e inferior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *