• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
La salud oral en pacientes con diabetes

La salud oral en pacientes con diabetes

En España, acaban de publicarse en Diabetología, órgano de expresión de la Sociedad Europea de Diabetes, los resultados del mejor estudio epidemiológico realizado en nuestro país hasta la fecha, el Estudio di@bet.es que nos aporta interesantes datos sobre la salud oral en pacientes con diabetes

Los datos superan los peores presagios, ya que demuestran que el 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de compatriotas. De ellos, casi 3 millones ya estaban diagnosticados pero 2,3 millones, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad.

Es muy importante destacar la gran proporción de personas que desconocen que presentan diabetes. El retraso en descubrirla implica que cuando se diagnostica la enfermedad el 50% presenta alguna complicación. Esto es grave si tenemos en cuenta que el tratamiento de las complicaciones es tanto más eficaz cuanto más precoz y que la diabetes afecta a órganos tan importantes como los riñones, la vista, el corazón o el sistema nervioso.

 

La diabetes y los problemas de salud bucal

La enfermedad más severa en las encías se llama periodontitis. En esta etapa, las encías comienzan a separarse de los dientes. Se forman bolsas entre los dientes y las encías. Estas se llenan de gérmenes y pus, y se vuelven más profundas. Cuando esto sucede, es posible que necesite cirugía en las encías para salvarle los dientes. Si no se hace nada, la infección destruye el hueso alrededor de los dientes. Es posible que se le comiencen a mover o soltar los dientes. Tal vez se le caigan los dientes o sea necesario extraerlos.

¿Existe una relación entre la diabetes y las enfermedades en las encías?

Los estudios demuestran que las personas con diabetes tienen mayor incidencia de enfermedades en las encías y estas se suman a la lista de otras complicaciones relacionadas con la diabetes, tales como enfermedades cardíacas, derrames y problemas renales.

Si tengo diabetes, ¿tengo mayor riesgo de problemas dentales?

Si su nivel de glucosa en la sangre no está bien controlado, tendrá mayor probabilidad de tener una enfermedad avanzada en las encías y perder más dientes que las personas sin diabetes. Como con todas las infecciones, una enfermedad avanzada en las encías puede ser un factor que causa el aumento de la glucosa y dificulta el control de la diabetes.

Otros problemas bucales relacionados con la diabetes incluyen candidiasis, una infección causada por un hongo que crece en la boca, y sequedad de la boca, que puede causar dolor, úlceras, infecciones y caries.

¿Puede la periodontitis causar problemas más allá de la boca?

Las personas con enfermedad de las encías tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades sistémicas como puede ser las cardiovasculares, la diabetes, alteraciones en el embarazo,… Por ello es importante un diagnóstico precoz.

¿Cómo puedo prevenir problemas dentales relacionados con la diabetes?

En primer lugar, contrólese el nivel de glucosa en la sangre. Luego, cuídese bien los dientes y encías, y hágase chequeos cada seis meses. Para controlar la candidiasis, una infección con hongos, contrólese bien la diabetes, evite fumar y, si usa dentaduras, sáqueselas y límpielas a diario. El buen control de la glucosa también puede ayudar a evitar o aliviar la resequedad en la boca causada por la diabetes.

¿Qué puedo esperar en mi chequeo? ¿Debo decirle al dentista que tengo diabetes?

Las personas con diabetes tienen necesidades especiales, y su dentista e higienista están equipados para satisfacer esas necesidades, con su ayuda. Mantenga informados a su dentista e higienista de cualquier cambio en su estado de salud y si está tomando algún medicamento. Posponga cualquier procedimiento dental que no sea de emergencia si no tiene bien controlada la glucosa.

 

Tome medidas para mantener su salud oral. Consulte al dentista si nota algú​n problema.

Si tiene diabetes, tome las siguientes medidas:

  • Controle su nivel de glucosa en la sangre.
  • Cepíllese los dientes y use seda dental todos los días.
  • Vaya al dentista regularmente. No se olvide de decirle que usted tiene diabetes.
  • Informe al dentista si su dentadura postiza (dientes falsos) no le resulta cómoda o si le duelen las encías.
  • Si fuma, ¡deje de hacerlo! Fumar empeora la enfermedad de las encías. El médico o el dentista puede ayudarlo a dejar de fumar.

Tome unos minutos para inspeccionarse la boca regularmente y así identificar cualquier problema que pueda tener. Es posible que note que las encías le sangran al cepillarse los dientes o al pasarse la seda dental. También puede tener sequedad, dolor, placas blanquecinas o un mal sabor en la boca. Cualquiera de estos malestares justifica una consulta con el dentista.

Recuerde, el control adecuado de la glucosa en la sangre le ayudará a prevenir problemas en la boca.

 

En Sannas contamos con profesionales cualificados y formados de primer nivel que te ayudarán, aconsejarán y resolverán todas tus dudas sobre la higiene oral necesaria para cada caso. Así como el tratamiento más recomendable.

 

Piluca Gallego

Higienista en Clínica Sannas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *