• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
La sedación dental mejora la experiencia y el tiempo de ir al dentista.

La sedación dental mejora la experiencia y el tiempo de ir al dentista.

Muchas personas, tanto adultos como niños, sufren estrés o verdadera ansiedad cuando visitan al dentista. Tanto es así, que incluso pueden llegar a evadir acudir a sus revisiones y citas, para evitar el mal trago que pasan cada vez que cruzan la puerta de una clínica dental.

¿Qué es la sedación consciente? Bajo el paraguas de “sedación consciente” nos referimos a dos técnicas (sedación consciente inhalatoria e intravenosa) distintas con un mismo objetivo: que los pacientes entren en un estado de relajación y bienestar mientras su dentista les realiza los tratamientos dentales que sean necesarios.

Sedación, no sueño

El paciente que se somete a un tratamiento con sedación consciente en ningún momento pierde el conocimiento ni se altera la percepción sensorial de un modo comparable al de una anestesia general. La sedación consciente es solo un método para lograr un estado general de relajación y tranquilidad, siempre controlado por anestesistas.

¿En qué tratamientos se utiliza la sedación consciente? La sedación consciente es una opción disponible para todo tipo de tratamientos, y se realiza en la propia clínica dental. En la clínica Sannas utilizamos este procedimiento en pacientes que sufren fobia dental, ansiedad o intervenciones orales complejas.

¿En qué casos es recomendable? En principio cualquier paciente que lo desee es candidato a recibir estas técnicas de sedación consciente puesto que nuestros profesionales aseguran la seguridad y bienestar de cualquier paciente. Pero está especialmente indicado en:

  • Pacientes con fobias o niveles elevados de estrés
  • Cirugías y procedimientos de larga duración o complejos
  • Tratamientos dentales en niños
  • Pacientes con algún tipo de discapacidad
Ventajas de la sedación consciente

Con el uso de la sedación consciente, hemos logrado mejorar la experiencia de nuestros pacientes mediante la reducción del miedo al dentista de miles de pacientes además de reducir cualquier tipo de molestia en cualquier procedimiento que se realiza y que puede ocasionar dolor.

Desde su aplicación, el sector de la odontología se ha visto beneficiado gracias a todas sus ventajas:

  • Sin efectos secundarios, mínimamente invasiva y segura
  • Eliminación del temor al dentista y de la ansiedad, con mejor experiencia por parte del paciente
  • Una gran posibilidad de realizar todos los tratamientos con el dentista o implantólogo en una sola sesión, “Odontología de alto rendimiento”.
  • Completa colaboración del paciente y facilitación de la labor del odontólogo.
  • Muy buena recuperación y mejor resultado postoperatorio.

La sedación dental consciente permite obtener un estado de relajación y tranquilidad por parte del paciente lo que contribuye a que se realice al paciente un completo tratamiento sin molestias y completa libertad para el especialista en realizarle el tratamiento dental completo.

RELÁJATE EN MANOS PROFESIONALES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *