• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Las cinco caras de la sonrisa

Las cinco caras de la sonrisa

Qué importante es tener una boca sana, pero además si tenemos los dientes adecuadamente alineados, sin ausencias dentarias y una correcta oclusión entre las arcadas, podremos realizar todas las funciones que involucran este órgano, desde la masticación, la comunicación, la estética y, cómo no, poder demostrar nuestro cariño a través de un beso.

Una boca deteriorada dificulta una adecuada pronunciación y fonación de las palabras, lo podemos comprobar  cuando nos hablan las personas que no tienen dientes (edéntulos), la dificultad que tienen para expresarse y nosotros para entenderles, además la pérdida parcial de dientes o la mala colocación de los mismos también produce seseos o que se escapen partículas de saliva con el efecto desagradable que ello produce.

De la misma manera la ausencia total o parcial de dientes dificulta o incluso puede llegar a impedir la adecuada masticación de los alimentos, proceso clave y primario para una adecuada absorción y digestión de los alimentos. No es extraño qua pacientes que presentan alteraciones dentarias de ausencias o malposiciones dentarias, presenten dificultades masticatorias, lo que se traduce en problemas de absorción y/o digestión de los alimentos.

¡Qué guapa! ¡Qué guapo! pensamos al ver a una persona, pero en cuanto sonríe o abre la boca su imagen puede decepcionarnos o al menos cambiar esa percepción inicial agradable que nos habíamos formado. El deterioro o la ausencia de dientes principalmente en el sector anterior estropea de forma determinante la estética dental y facial, puede hacer parecer mayor a una persona o darle un aspecto poco armonioso, y    en muchas ocasiones puede influir incluso en la aceptación personal lo que puede conllevar a una disminución de la autoestima.

Finalmente y no menos importante, hace referencia al aspecto emocional, el que está relacionado con la expresión de nuestros sentimientos a la persona amada a través del beso, pues además de ser una experiencia agradable, debemos saber que el contacto íntimo que se produce durante el beso, puede ser fuente de trasmisión de microorganismos que pueden generar patologías, enfermedades de trasmisión oral. Por último,  hacer una última y rápida referencia a  la incómoda halitosis (mal aliento), muchas veces producido por problemas bucales y/o digestivos.

 

FeipeDr. Felipe Rivas Aristizábal
Director Médico Clínica Sannas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *