• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Más del 6% de la población sufre apnea del sueño

Más del 6% de la población sufre apnea del sueño

En Navarra hay más de 7.500 pacientes diagnosticados con el Síndrome de Apnea-Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHS).

Según los datos aportados por la Unidad de Sueño del Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario de Navarra, cada año realizan unos 1.500 estudios para diagnosticar el Síndrome de Apnea-Hipoapnea Obstructiva del Sueño. Una enfermedad del sueño que afecta a 7.500 personas en Navarra, en la que el paciente deja de respirar momentáneamente mientras duerme, debido a la obstrucción de las vías respiratorias, lo que impide que el aire pase con normalidad hasta los pulmones.

Calidad del sueño, calidad de vida

La apnea del sueño incide de forma directa en la calidad del sueño de los pacientes. Evita que descansen bien, lo que conlleva fatiga y somnolencia diurna excesivas. Un diagnóstico temprano ayudará a evitar consecuencias más graves, como problemas cardiovasculares, cerebrovasculares o hipertensión, ya que se impide la correcta oxigenación de la sangre.

Las causas pueden ser diversas, desde la obesidad hasta factores anatómicos o genéticos. El perfil más habitual es el de un hombre de mediana edad con sobrepeso, que presenta algún factor de riesgo cardiovascular asociado.

Tratamiento de la apnea del sueño

El tratamiento más habitual se basa en la utilización de aparatos de presión positiva o CPAP. Gracias a estas máscaras, los pacientes reciben aire mientras duermen en sus vías respiratorias para que no se cierren.

Aunque actualmente la CPAP sea la solución más empleada, existe una alternativa eficaz, especialmente para casos de apnea leve o moderada. Este es el Dispositivo de Avance Mandibular o DAM. Este dispositivo corrige la posición de las vías respiratorias mientras duermes. Su acción se basa en un adelanto controlado y confortable de la mandíbula, mediante el incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea.

Alternativa eficaz a la CPAP

El DAM se considera de primera elección en casos de ronquido simple, SAHS leve o SAHS moderado con bajo Índice de Masa Corporal. Además, también puede ser utilizado como segunda opción en pacientes que no responden, no toleran o rechazan los aparatos de presión positiva (CPAP); con riesgo quirúrgico elevado o que rechazan la cirugía; y en los que han fracasado los procedimientos quirúrgicos como tratamiento de rescate.

Además son una alternativa que contribuye o ayuda a la solución del problema al tratamiento con CPAP en determinadas situaciones (viajes frecuentes, claustrofobia, lesiones mucocutáneas por falta de ajuste de la mascarilla de la CPAP).

A diferencia de lo que ocurre con la CPAP, son cómodos y fáciles de usar. El periodo de adaptación necesario es breve y poco traumático. Además, se trata de un aparato poco voluminoso y fácilmente transportable. Es un tratamiento reversible y no invasivo.

En Sannas contamos con un equipo de profesionales expertos en apnea del sueño y ronquidos, que harán que la calidad de sueño y de vida del paciente mejore.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *