• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Salud bucodental y discapacidad

Salud bucodental y discapacidad

Todos somos únicos.

Por eso, cuando recibimos tratamiento odontológico hay que tener en cuenta factores personales y específicos para conseguir los mejores resultados. En el caso de las personas con alguna discapacidad física y/o psíquica o que sufren enfermedades neurodegenerativas, hay una serie de cuestiones características que marcarán tanto los tratamientos, como los cuidados de su higiene bucal. Los profesionales de Sannas sabemos cómo tratar la salud oral en pacientes con discapacidad.

Adentrándonos en el plano físico y neurológico, estos pacientes presentan, por ejemplo, maloclusiones, apiñamiento dental, falta o exceso de salivación… Esto debe ser valorado por el equipo odontológico, ya que repercute en una adecuada higiene bucal básica. Además, la falta de desarrollo de algunas habilidades también dificulta que se realice correctamente. En algunas ocasiones, es complejo para ellos el establecimiento de rutinas, tan necesarias a la hora de cuidar nuestra salud bucodental.

Todo ello desemboca en cuadros de caries, gingivitis, periodontitis, infecciones múltiples, fracturas dentarias, una pérdida prematura de piezas, desgastes por bruxismos, etc. Estos se complican cuando añadimos una alimentación rica en carbohidratos o la ingesta de productos de consistencia blanda y adhesiva. También los agravan algunos medicamentos, como aquellos que pueden producir agrandamientos gingivales, xerostomía (falta de salivación), defectos en el esmalte o la respiración bucal…

A la hora de cuidar de este tipo de pacientes, la estrategia odontológica parte de la prevención. Lo idóneo es establecer una serie de pautas para que ellos mismos desarrollen hábitos higiénicos como el uso de dentífricos y colutorios determinados, revisiones periódicas de especialistas y la realización de los tratamientos necesarios. Por otro lado, es importante apoyar a las personas que están a cargo de sus cuidados para que los establezcan adecuadamente.

Hay que hacer hincapié también en que el personal médico que lleve a cabo sus tratamientos odontológicos debe estar cualificado para ello de modo específico. En muchas ocasiones, estos pacientes necesitan sedación para realizarlos adecuadamente o hay que llevarlos a cabo en una sola sesión (odontología de alto rendimiento). Actualmente, el Programa de Atención Dental Infantil de Navarra cubre la sedación consciente inhalatoria a los pacientes que forman parte del mismo, además de los tratamientos que entran en la prestación del servicio.

En resumen, un paciente que presenta alguna discapacidad necesita unas pautas de atención más definidas, tanto en casa, por parte de las personas que le cuidan como por los odontólogos. Deben incluir revisiones periódicas en las que se pueda realizar el diagnóstico y tratamiento precoz de las patologías, y, en muchos casos, recibir una atención especializada e integral de los problemas bucodentales y que pueden llegar a requerir sedación.

Conseguir una correcta masticación, asegurar el alineamiento correcto de los dientes y el establecimiento de rutinas encaminadas al mantenimiento de la salud bucal son de gran importancia, ya que tenemos que tener en cuenta que el desarrollo de patologías de la cavidad oral puede tener importantes repercusiones en la salud sistémica de estos pacientes.

 

 

En el siguiente enlace os dejamos información del compromiso de acciones y labores que Sannas mantiene en el entorno de la discapacidad. Leer más

 

 

Dr. Jose Alberto López

Especialista en Prótesis y Prostodoncia en la Clínica Sannas.

COLEG. Nº 31330

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *