• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Una buena higiene es fundamental en personas con ortodoncia

Una buena higiene es fundamental en personas con ortodoncia

Una buena higiene dental es fundamental para cualquier persona, pero en los casos de ortodoncia todavía lo es más. Si no se muestra ningún interés en la limpieza se impide el progreso del tratamiento, lo que obliga a retirar los aparatos. Además, sin las debidas condiciones de higiene el tratamiento ortodóncico es más perjudicial que beneficioso.

 

Las personas con ortodoncia deberían cepillarse bien los dientes después de cada comida sin dejar que transcurran más de 15 minutos entre esta y el cepillado, empleando una pasta fluorada y frente a un espejo bien iluminado.

Hay que evitar la ingestión excesiva de dulces o alimentos azucarados y mantener una dieta sana, rica y equilibrada. La carencia de ciertas vitaminas produce la aparición de enfermedades en las encías.

TÉCNICAS DE CEPILLADO

La limpieza se debe hacer frente a un espejo y con buena iluminación para observar que los dientes estén limpios y no quede ningún resto alimenticio entre los alambres. No solo hay que fijarse en los dientes de delante, sino que también hay que mirar las muelas.

El cepillo de dientes

Para que un cepillo cumpla convenientemente su misión debe reunir una serie de características: una cabeza pequeña para poder acceder a cualquier zona de la boca, un mango recto y flexible y cerdas de dureza media, para no lesionar las encías.

El cepillado

En primer lugar hay que quitarse los elásticos o cualquier otro aparato removible que dificulte la higiene. Para no olvidarse de ninguna parte de la boca es aconsejable seguir un orden, siempre el mismo y cepillarse delante de un espejo para comprobar si se hace bien.

  1. Para limpiar correctamente la zona del diente cercana a la encía, que es la más delicada, se apoya el cepillo con una inclinación de 45º en dirección a las encías.
  2. No hay que cepillar los dientes en sentido horizontal, pues podrías dañar las encías y cuellos dentales.
  3. Cepillar las caras masticatorias de las muelas y las caras internas de todos los dientes.
  4. No dejes ninguna zona sin cepillar, prestando especial atención a huecos y espacios interdentales.
  5. Para finalizar hay que limpiar la lengua para mejorar el aliento. Es importante que los aparatos estén perfectamente limpios, pues también retienen placa bacteriana.
Cepillo interproximal

Sirve para limpiar los brackets cuando se observa que quedan restos de alimentos, introduciendo el cepillo interproximal por debajo del arco. Se recomienda usar sin pasta después del cepillado y frente al espejo, con buena luz. Se recomienda usarlo al menos una vez al día, preferiblemente por la noche.

Seda o hilo dental

Es muy recomendable su utilización como complemento del cepillado. Se recomienda hacerlo por lo menos una vez al día y preferiblemente por la noche.

Utiliza superfloss. Es un elemento compuesto por 3 partes diferentes: una parte medianamente rígida y corta, una sección de esponja que es la que va a limpiar los dientes y brackets, e hilo dental convencional.

Colutorios

No son sustitutivos del cepillo y solo sirven como ayuda a la higiene después de un buen cepillado.

Irrigadores

Son aparatos que proyectan agua a presión con el objetivo de eliminar restos alimenticios acumulados en los espacios interdentales y en los brackets. Ayuda a eliminar la placa bacteriana por lo que es un aparato recomendable pero no imprescindible. Debería ser WP-100 o WP-300.

TENER EN CUENTA

Para nuestra salud y estética es fundamental tener unos dientes y encías sanas, por eso, consideramos imprescindible mantener una escrupulosa higiene bucodental durante todo el tratamiento de ortodoncia.

La higiene dental siempre tiene que ser rigurosa. Se debe realizar cuando se ensucian los dientes, es decir, después de cada comida y debe durar de 3 a 5 minutos. Trata de eliminar los restos alimenticios y evitar la formación de placa bacteriana sobre los dientes, que es la causa de las enfermedades más frecuentes en ellos: caries, descalcificación (manchas blancas en el esmalte) o las enfermedades de las encías. Por último, si durante el tratamiento el aparato le produce alguna rozadura o afta, puede utilizar cera protectora de ortodoncia, cubriendo con esta la zona del aparato que le esté produciendo la molestia. Además puede utilizar un gel que le recomiende su dentista para aliviar la molestia y ayudar a que cicatrice antes.

Además habrá que estar pendiente de si pincha un arco o se suelta un bracket para acudir a la clínica. También habrá que consultar si se tiene un dolor agudo. Por otro lado, el uso de los elásticos es fundamental para que el tratamiento funcione adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *