Urgencias fin de semana 948 11 61 62
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Blanqueamiento dental. Mitos y realidades

Blanqueamiento dental. Mitos y realidades

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más demandados en la odontología estética. Pero este tema ha generado varios mitos como ¿es seguro blanquear mis dientes en casa? ¿El blanqueamiento tiene efectos secundarios en mi sonrisa?

Desde el 2020, llevamos usando la mascarilla y cuando nos las quitamos, queremos lucir una sonrisa sana y luminosa, por ello el blanqueamiento ha tomado protagonismo en la demanda de los pacientes.

El esmalte de los dientes es la sustancia protectora más dura que recubre la corona del diente, se trata del tejido biológico más duro que tenemos en el organismo y se encuentra en contacto con el medio oral. A pesar de poseer una estructura resistente, se encuentra expuesto a diversos agentes que pueden afectar a su composición y estructura.

Con el tiempo, los dientes tienden de forma natural a perder color y brillo. Sin embargo, esto no siempre se debe a la falta de higiene, existen otros factores que también provocan la pérdida de color y luminosidad de nuestra sonrisa: factores alimenticios, ciertos hábitos, algunos medicamentos y la propia edad.

El principal objetivo del blanqueamiento dental es, limpiar la estructura del esmalte, permitiendo que la luz se vea reflejada con mayor facilidad en los prismas de este, dando esa apariencia luminosa y más blanquecina.

 El tratamiento dental debe ser realizado siempre bajo la supervisión de un doctor ya que tiene algunos riesgos importantes para la salud oral. Si no se realiza previamente un buen diagnóstico del caso, descartando cualquier tipo de lesión como caries, enfermedad periodontal, aftas, herpes, tipo cancerosa… puede originar un problema de salud oral, incluso sistémico.

En el mercado hay muchos productos para blanquear los dientes. Existe la creencia de que ofrecen los mismos resultados que un tratamiento profesional a un precio mucho más económico. Pero en realidad, este tipo de productos pueden ser muy abrasivos para los dientes y provocar daños en el esmalte o retracción en las encías y la concentración es tan baja, que no causa el efecto deseado. Por eso, antes de comenzar este tratamiento es imprescindible consultarlo con el odontólogo que indicará cual es el procedimiento más efectivo para cada paciente.

En Sannas Dentofacial, apostamos por los mejores tratamientos y las técnicas más avanzadas en el mundo de la odontología. La técnica que se lleva a cabo en la clínica es: aplicamos un gel blanqueador que contiene peróxido de carbamida sobre cada uno de los dientes, con ayuda de una férula, a una concentración del 45%. Posteriormente, se dan, para usar de forma ambulatoria, jeringas con el mismo gel, pero con una concentración más baja, del 16%.

Para aumentar la duración y efectividad del blanqueamiento dental es importante seguir algunos consejos. Lo principal es mantener una correcta higiene dental diaria para mantener nuestros dientes sin placa y sarro. También hay que evitar tomar ciertos alimentos y bebidas como el café, el vino tinto o comida con colorante durante el tratamiento. Así mismo, también recomendamos dejar de fumar.

Un blanqueamiento dental profesional garantizará los mejores resultados a largo plazo.

Sannas Dentofacial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 
Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?