• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
¿Necesitas perfeccionar tu sonrisa?

¿Necesitas perfeccionar tu sonrisa?

La obligación de llevar mascarilla ha supuesto un gran alivio para aquellos que, por una razón u otra, tienen algún complejo con su sonrisa. Sin embargo, no porque ocultemos nuestros dientes hemos resuelto el problema, ya que a largo plazo, el no tener una boca cuidada puede afectar negativamente a nuestro estado de ánimo.

A día de hoy, cada vez son más habituales los tratamientos estéticos odontológicos que sirven para crear una sonrisa diez. La belleza de este gesto está en unos dientes blancos, alineados y cuidados. Por eso, sonreír es salud, es sentirse bien con uno mismo.

Te proponemos que te tomes unos segundos y resuelvas este breve cuestionario:

1. ¿Realmente te gusta la apariencia de tus dientes y tu sonrisa?
2. ¿Te sientes seguro cuando sonríes? ¿Te preocupa lo que otros piensan de ti por tu sonrisa?
3. ¿Tu sonrisa te frena o afecta social o personalmente?
4. ¿Te da vergüenza sonreír? ¿Ocultas o cubres tu sonrisa? ¿Sonríes fácilmente en fotografías?
5. Sí tuvieras una varita mágica, ¿qué cambiarías de tus dientes o de tu sonrisa?
6. ¿Están alineados tus dientes o están torcidos?
7. ¿Tu sonrisa tiene espacios o huecos que no te gustan?
8. ¿Te gusta el color de tus dientes? ¿Te gustaría que fueran más blancos?
9. ¿Te gusta la forma de tus dientes y de tu sonrisa?
10. ¿Tienes empastes oscuros que se muestran cuando sonríes?
11. ¿Se están desgastando los bordes de tus dientes y te hacen parecer mayor?
12. ¿Te faltan dientes para masticar que causen una mordida colapsada y una apariencia envejecida en tu cara?

Sí la mayoría de tus respuestas honestas a estas preguntas han sido afirmativas, eso indica que eres un buen candidato para algún tratamiento dental. Las técnicas dentales modernas combinadas con el arte dental experto pueden resolver estos problemas y darte un cambio de apariencia que reforzarán tu confianza y autoestima.

En Sannas podemos ayudarte a devolver a tu rostro esa sonrisa ansiada ya que, a pesar de las mascarillas, es tu mejor tarjeta de presentación, el primer impacto visual, e incluso, es una buena herramienta de comunicación. Iniciar una relación con una sonrisa agradable y real, te abre muchas más puertas que una cara seria y un frío apretón de manos.

Y recuerda: un día sin sonreír es un día perdido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *