¡Estamos de vuelta al 100%!

Las clínicas dentales estamos más preparadas que nunca para la atención a nuestros pacientes.

Nuevo horario: de lunes a viernes de 9 a 14 horas y de 16 a 20 horas.

Os recordamos que mantenemos a vuestra disposición un teléfono de urgencias para consultas: 948 11 61 62.

  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
La salud oral de la abuela, madre e hija; 3 generaciones de mujeres Sannas.

La salud oral de la abuela, madre e hija; 3 generaciones de mujeres Sannas.

En Sannas atendemos a numerosas abuelas, madres e hijas; 3 generaciones de mujeres Sannas. Hoy coincidiendo con el Día de la Madre queremos hablar de ellas, que tanto nos dan.

A lo largo de su vida la mujer, desde el nacimiento pasa por una serie de cambios hormonales, que pueden condicionar de diversa forma el estado de su salud oral.

Desde los primeros años de vida, la salida de los dientes constituye el aspecto más importante que ocurre en la boca. Siempre recomendamos una buena higiene desde que salen esos primeros pequeños dientes, limpiándolos con una gasa y suero e ir incorporando paulatinamente el uso del cepillo de dientes.

A los 5-6 años y hasta los 12 años, se produce el recambio dental, el final de esta etapa puede coincidir con la primera menstruación, la cual supone una primera alteración hormonal en la que es frecuente que aparezca inflamación de las encías. También es habitual que aparezcan las caries en aquellos casos en los que haya una mala higiene, y en muchos de ellos con un carácter muy “agresivo”, pudiéndose perder de forma prematura algunas piezas dentarias con las alteraciones de espacio que esto podría acarrear en la dentición definitiva.

A partir de los 12-14 años, con la finalización del recambio dentario, suele ser el momento ideal para iniciar tratamientos de ortodoncia, o continuar los que se habían iniciado en etapas anteriores; corrigiendo mal oclusiones, mal posiciones o secuelas de algunos hábitos como el chuparse los dedos, respiración bucal, etcétera.

En numerosas ocasiones las mujeres preocupadas por conseguir una sonrisa más blanca, más estética, más luminosa, nos consultan en box por los blanqueamientos dentales. Son tratamientos que se pueden realizar a cualquier edad, no es muy recomendable en pacientes muy jóvenes, pero en las mujeres adultas cualquier edad es buena. Al contrario de lo que dicen las creencias, si esta adecuadamente supervisado por un profesional, no produce alteraciones en el esmalte.

Pero, ¿qué ocurre con el consumo de «malos hábitos» en relación con la salud oral de las mujeres? El consumo de tabaco y alcohol suele influir en la aparición y /o agudización de patologías como las gingivitis, periodontitis, pérdida de dientes, leucoplasias, y algunas lesiones precancerosas. En algunos grupos de edad, mujeres jóvenes, puede aparecer la periodontitis juvenil, desembocando en la movilidad y / o pérdida de piezas dentarias.

La salud oral durante la menopausia es una cuestión a la que debemos prestar especial atención. La menopausia como estado hormonal presente en mujeres adultas, puede en algunos casos influir en el desarrollo de patologías periodontales. Además es común la aparición de una mayor sensibilidad dental, sequedad de las mucosas orales, y si no ha habido un mantenimiento adecuado, la boca presenta un deterioro generalizado.

La pérdida de piezas dentarias, además de producir alteraciones masticatorias, contribuye a un deterioro de la estética facial, pues los dientes proporcionan un importante soporte a los tejidos de la cara y de los labios. Por tanto la falta dentaria deriva en un aspecto más envejecido de la cara. Es por ello que frecuentemente las mujeres decidan rehabilitar la boca, con el fin de devolver un aspecto más sano y juvenil a su presencia; lo que además contribuye a elevar la autoestima, que se ve disminuida en estas edades cercanas a la menopausia.

No debemos olvidar que mantener una buena salud oral, a lo largo de toda la vida de las mujeres, es la puerta de entrada para una buena salud general, con la que ayudar a prevenir muchas enfermedades sistémicas. Así mismo debemos conocer que con una buena salud oral estaremos en condiciones de poder afrontar estados patológicos generales propios de la 3º edad.

Cuida de tu boca, unos dientes sanos son un gran aporte para la salud general; te mantienen “joven”, guapa y finalmente, no olvides las revisiones periódicas. Es importante reaccionar ante los primeros signos de alarma y mantener una actitud positiva.¡No pierdas la sonrisa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *