• Sannas
  • Sannas
  • Sannas
  • Sannas
Sedación consciente: más de mil sedaciones

Sedación consciente: más de mil sedaciones

La sedación consciente empezó en odontología y hoy en día se sigue usando en algunas clínicas dentales para reducir el miedo al dentista, abordar casos complejos y ahorrar tiempo.

Paradojas de la vida, la sedación para uso médico se inició en el mundo de la odontología (Horance Wells, 1845). Aunque de forma marginal lo siguen utilizando algunas clínicas dentales, son pocas las que lo tienen implementado en su práctica diaria.

Sin miedo, sin dolor

Es de todos conocido el malestar que en la gran mayoría de las personas supone el acudir a la cita del dentista, en algunos casos llegando al pánico (odontofobia).  

En casos de pacientes con minusvalías físicas o psíquicas, es difícil o imposible, la realización de tratamientos odontológicos. Para ellos está especialmente indicado el uso de la sedación consciente.  Pero lo mejor es que prácticamente cualquier persona puede ser inducida a este tipo de sedación y beneficiarse de las ventajas de la misma.

Un paciente puede permanecer varias horas sedado, tiempo durante el cual se le pueden realizar diferentes procedimientos, desde profilaxis, curetajes, exodoncias, implantes, preparaciones para prótesis fijas, endodoncias, etc. Además, se puede repetir la sedación si así fuera requerido.

Otra de las ventajas, es que cuando el paciente está sedado, se requiere menor uso de medicación anestésica, analgésica y antiinflamatoria. El estado de relajación que experimenta el paciente permite realizar las intervenciones con menos anestésico y el post operatorio suele ser menos traumático.

Ahorro de tiempo

El número de visitas al dentista es significativamente inferior. En muchos casos de tratamientos complejos, en los que el paciente debe acudir a numerosas citas, el hecho de poder agrupar los tratamientos, se traduce en una optimización de la visita, además de disminuir el abandono de los tratamientos. Este coste no percibido, es un importante plus para el paciente, para la clínica. Son al fin y al cabo, horas de trabajo, de descanso o de vacaciones que en ocasiones los pacientes dedican para su cuidado bucal.

La sedación en Sannas

En la clínica Sannas Dentofacial, llevamos realizadas más de 1500 sedaciones en los últimos 5 años, y más de 8 años de experiencia  con sedación consciente.

Para poder realizar los tratamientos con sedación, es necesario una valoración previa del anestesista y contar con unas instalaciones adecuadas que permitan la realización de estos procedimientos con seguridad y predictibilidad. Además, el personal clínico deberá tener la acreditación homologada de atención de urgencias y uso de desfibrilador semiautomático (DESA) con todo lo que esta acreditación conlleva.

Convertir la visita al odontólogo en una experiencia positiva, el menor uso de medicación, el ahorro de tiempo y la disminución del número de abandonos de tratamiento han hecho que este tipo de procedimientos se haya incrementado en nuestra práctica diaria y sea actualmente un procedimiento seguro y demandado por los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *